Inicio

La guía más completa sobre Plantas Ornamentale

Plantas ornamentales, esos seres vivos que producen su propio alimento mediante un proceso fotosintético, que captan la energía de la luz del sol a través de la clorofila y convierten el dióxido de carbono y el agua en azúcares que utilizan como fuente de energía y crecen en prácticamente todo el mundo.

Su inmensa variedad de tamaños, formas y apariencia, han sido aprovechadas por el hombre como alimento, refugio o material de construcción, pero también como elemento visual de embellecimiento.

Son estas últimas las llamadas plantas ornamentales, también conocidas como plantas de jardín, cuya característica principal es la belleza.

Historia de las plantas ornamentales

La historia de la jardinería ornamental inició hace al menos 4 mil años.

Las más remotas evidencias físicas de horticultura ornamental y diseño paisajístico, se encuentran en pinturas de las tumbas egipcias que datan del año 1500 a. C., en las que se observan estanques con flores de loto rodeados por hileras de acacias y palmeras. Su influencia se esparció, creando una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: los Jardines Colgantes de Babilonia, construidos en el siglo VI a. C. durante el imperio de Nabucodonosor II.

jardines de babilonia
Jardines Colgantes de Babilonia

Diversas culturas, como la Grecia post-alejandrina, y más adelante, Bizancio y los árabes en España, se esforzaron por conservar la tradición de la jardinería.

Mientras tanto, en China, también se desarrollaba el arte de la jardinería, aunque con una visión más espiritual y de recogimiento, en honor a los elementos naturales.

Entre los siglos XIII y XVIII, Europa vivió una intensa producción de espacios diseñados a partir de las flores de ornamento. Jardines monumentales en torno a hermosos castillos, que por primera vez formaban un ámbito integral, basado en la simetría y el principio de imponer el orden a la naturaleza.

Ya en el siglo XX el uso de las plantas ornamentales tomó diferentes caminos, tanto para la decoración de pequeños espacios interiores, como la planificación urbanística de las ciudades, e incluso para la investigación científica.

De acuerdo al Ing. agrícola, con especialidad en horticultura, José Manuel Sánchez de Lorenzo-Cáceres, existen cerca de 35 mil plantas que el ser humano utiliza en general y, entre ellas, alrededor de 28 mil se usan solo para fines ornamentales.

Tipos de Plantas ornamentales

Las plantas ornamentales se cultivan por sus cualidades decorativas.

Como ya se había mencionado, son miles, de muy diversos tipos, aquí se presenta una lista genérica que facilitará su ubicación y características principales.

Árboles y arbustos

Dentro de las plantas ornamentales son los preferidos por la gran mayoría de la gente. En botánica, un árbol es una planta perenne con un tronco o tallo alargado, que normalmente sostiene ramas y hojas. Un árbol puede también tener una constitución más estrecha, incluyendo solo plantas leñosas con crecimiento secundario, plantas que se pueden usar como madera, o plantas de una altura específica.

Por otro lado, los arbustos se definen generalmente como plantas leñosas que proviene de múltiples tallos. Suelen ser más pequeños que los árboles, aunque también muchos árboles pueden clasificarse como arbustos, dependiendo de dónde crecen y cómo se cultivan.

Pueden ser de hoja caduca (caducifolios) o de hoja perenne. Algunos proporcionan flores y frutas, y otras, hojas coloridas, bayas o corteza.

Los árboles y los arbustos son la columna vertebral de un paisaje. Se utilizan principalmente como mampara en primer plano; como fondo, enmarcando un paisaje más amplio; y como acento, para destacar o enfatizar un espacio determinado.

Aunque normalmente se les asocia, existen diferencias entre árboles y arbustos.

Los árboles se usan para dar sombra y para obtener fruta, mientras los arbustos florecientes proporcionan flores hermosas y duraderas de gran vistosidad.

Sin embargo, se suelen reunir en un mismo espacio, combinando árboles de hoja perenne con arbustos de hoja caduca de diferentes tiempos de floración, creando así una progresión de colores con la posibilidad de ofrecer un paisaje atractivo durante gran parte del año.

Entre los árboles y arbustos más utilizados están:

Rododendros

Vienen en una amplia variedad de tamaños, colores y tolerancias de temperatura.

azalea
Azaleas

Coníferas

Son algunos de los árboles de hoja perenne, altos y cortos, muy populares en el paisajismo. Son ideales para exterior

Los pinos son el grupo más conocido y existen muchas variedades. Aquí te presentamos las más comunes:

Ciclamor

También conocido como “árbol del amor”, es posiblemente el árbol con floración más llamativo de principios de primavera. Sus pequeñas flores en tonos rosa cubren las ramas e incluso crecen en pequeños racimos en el tronco principal.

Árbol del amor
Árbol del amor

Arándanos

Los arbustos de arándano no sólo ofrecen bayas sabrosas y nutritivas, también le dan belleza al paisaje. El mayor problema para su cultivo es contar con el suelo adecuado para que se asienten correctamente sus raíces.

Para más información sobre este extraordinario árbol da click en la siguiente imagen:

arandano
Árbol de arándano

Acuáticas

Las plantas acuáticas, también denominadas hidrófitas o macrófitas acuáticas, viven en ambientes acuáticos.

En el ecosistema, las plantas acuáticas sirven como alimento y hábitat para los animales que viven en el mar y evitan que las costas, estanques y lagos se erosionen al proporcionar estabilidad en el suelo.

Su característica principal es que están constituidas de hojas cerosas diseccionadas, con un mecanismo especializado de polinización y variación en el patrón de crecimiento.

Debido a que necesitan flotar, las hojas en la superficie de las plantas son planas, además de contar con bolsas de aire que les permite flotar.

En cuanto a sus raíces, estas son ligeras y plumosas, ya que no necesitan apuntalar las plantas, están especializadas para absorber oxígeno y son más pequeñas, por lo que el agua se puede extender libre y directamente en las hojas.

De acuerdo a su adaptación estas plantas pueden ser:

Totalmente sumergidas

Consideradas auténticas plantas acuáticas o hidrófitas, ya que se encuentra por debajo de la superficie, como la elodea (Elodea canadensis), y la planta espada (Echinodorus bleheri).

Si quieres saber más sobre estas plantas acuáticas te invitamos a dar click en la imagen:

Flotantes

Pueden estar enraizadas en agua flotante (también conocidas como nenúfar), o en la superficie (como la Lemnoideae, o lenteja de agua).

Si quieres saber más sobre estos subtipos puedes hacer click en las siguientes imágenes:

Pantanosas

Son plantas emergentes, con una parte inferior sumergida, como el junco. Si quieres saber más sobre esta planta puede dar un click en la siguiente imagen:

Juncus
Juncus

Anuales

Las plantas anuales son, como su nombre lo sugiere, aquellas cuyo ciclo vital se desarrolla en el curso de un año y luego muere.

A diferencia de las perennes, las plantas anuales tienen un ciclo de vida corto. Normalmente crecen en el exterior durante primavera y verano, y sobreviven sólo una estación de crecimiento.

Aunque muchas plantas alimenticias son anuales, o se cultivan como tales, entre ellas la mayoría de los cereales domesticados, las anuales ornamentales se usan mucho en jardines para lograr las llamadas camas de flores, con exuberantes tonos que embellecen muchos jardines.

Las plantas anuales se dividen en dos categorías:

Anuales resistentes

Las plantas anuales resistentes se pueden cultivar al aire libre y tolerarán temperaturas más frías, por lo que no requieren de sembrarse en invernadero.

Ejemplos de anuales resistentes son: delphinium elatum (o espuela de caballero); centaurea cyanus (o azulejo, o pincel); Nigella sativa (o ajenuz); y caléndula (o flor de difunto). Si quieres saber más sobre estas plantas da click aquí:

 

Anuales semi-resistentes

A diferencia de las anuales resistentes, las semi-resistentes requieren de una mayor protección. No deben plantarse en exteriores hasta que haya pasado por completo el riesgo de las heladas, por lo que en ocasiones son cultivadas en invernaderos.

Estas hermosas flores de verano agregan color e interés a las camas de flores, bordes, contenedores y cestas colgantes.

Helechos (pteridófitas)

Un helecho es un miembro del grupo de plantas llamadas vasculares, las cuales se reproducen a través de esporas y carecen tanto de semillas como de flores.

Al igual que otras plantas vasculares, los helechos tienen hojas complejas llamadas macrofilos, que son más complejas que las microfilos (apéndice que está abastecido por un solo nervio sin ramificar).

Si quieres saber más sobre los helechos puedes dar un click en la siguiente imagen:

helechos
Helechos

Hay una gran variedad de helechos.  Estos se agrupan en 3 grandes grupos:

  • Helechos Leptosporangiados (Polypodiidae)
  • Las maratiáceas
  • Los ofioglosáceas

Los más famosos y conocidos en todo el mundo don los helechos Polypodiidae.

Algunos de los más conocidos son:

Trepadoras o enredeaderas

Las plantas trepadoras o enredaderas, son plantas que reciben este nombre ya que trepan árboles y otras estructuras, incluyendo paredes, herrería e incluso postes altos.

Sin embargo, no todas las plantas trepadoras escalan de igual manera: algunas se envuelven, otras se adhieren y otras se anidan.

Existen tres tipos de plantas trepadoras o enredaderas, clasificadas de acuerdo a la manera en que se elevan:

Trepadoras con tallo voluble

Son trepadoras que requieren de un soporte para ascender, el cual puede ser una planta, un muro o una reja. Dentro de sus variedades, algunas giran su tallo en sentido horario y otras, al contrario.

Algunas plantas volubles como el lúpulo, Humulus lupulus, pueden tener pelos o tricomas en gancho, mejorando su agarre, además, cada especie voluble sólo puede trepar en soportes de determinado diámetro.

Una de las enredaderas de muro más conocida es la jazmín

Trepadoras con raíces aéreas

Las raíces aéreas en plantas, anclan los tallos trepadores a las superficies verticales. Entre estas, se encuentran las hiedras, como la hiedra común o la persa, entre otras. Algunas, como la campsis grandiflora (trompeta china), es capaz de sujetarse con sus propias raíces aéreas sobre cualquier soporte, sin embargo, otras como la campsis radicans (enredadera de trompeta), requiere de otra sujeción, ya que sus raíces aéreas no son lo suficientemente fuertes para soportarla.

Plantas con zarcillos (o resortes)

El zarcillo es un tallo especializado, con hojas o pecíolo y filiforme, que poseen las plantas trepadoras como soporte, fijación e invasión celular por plantas parásitas, que generalmente se enredan en ciertos hospedadores

Se pueden formar a partir de brotes modificados, hojas modificadas o ramas auxiliares y son sensibles a los productos químicos transportados por el aire, a menudo determinando la dirección del crecimiento, como en las especies de cuscuta, un género de entre de 100 y 170 especies, normalmente amarilla, naranja o roja y raramente verde.

Palmeras

Las palmeras o arecáceas (nombre científico Arecaceae), son angiospermas, esto es, plantas con flores cuyas semillas con un conjunto de tres o más hojas que brotan de un tallo.

Son monocotiledóneas, lo que significa que sus semillas producen un único cotiledón similar a una hoja cuando brotan. Esto hace que las palmas estén estrechamente relacionadas con los pastos y los bambúes.

Las palmeras pueden crecer muy rápido. Una palmera cola de cola de pe, por ejemplo, puede crecer hasta 10 metros en tan solo seis años, siempre y cuando las condiciones sean óptimas.

Una de las razones por las cuales las palmas crecen rápido es que invierten menos energía para defenderse contra el daño por insectos que los árboles de hoja caduca. Sin embargo, todavía pueden tener capas externas duras, y algunas tienen troncos densos «leñosos».

A nivel mundial existen más de 2,400 especies de palmeras, las cuales a su vez pertenecen a 27 tribus en 5 subfamilias.

Tuberosas y bulbosas

Las plantas bulbosas ornamentales, llamadas también bulbos ornamentales, son plantas perennes herbáceas, cultivadas con fines ornamentales

Los bulbos cuentan con órganos de almacenamiento subterráneos o cercano a la tierra.

Los botánicos distinguen los siguientes tipos de plantas bulbosas:

Bulbos

Es un brote vertical subterráneo con hojas modificadas, que la planta utiliza como órganos de almacenamiento de alimento. La parte inferior de la bombilla está formada por una sección corta del vástago que forma la placa basal. Ejemplos de especies con bulbos verdaderos son: muscari, tulipán y narciso, entre muchos otros.

Rizomas

El rizoma es un tallo horizontal que a menudo crece bajo tierra, generalmente desplegando raíces y brotes desde sus nódulos. Algunas plantas tienen rizomas que crecen por encima del suelo o que se encuentran en la superficie del suelo, incluidas algunas especies de iris. Los rizomas tienen entrenudos cortos; envían raíces desde el fondo de los nudos y nuevos brotes ascendentes desde la parte superior de los nudos. Ejemplos de este tipo de plantas son lirio de los valles (Convallaria majalis) y cannas.

Cormos

Un cormo es un tallo corto, vertical, abultado en su parte subterránea con al menos un punto de crecimiento, con hojas protectoras modificadas en pieles o túnicas. Los cormos suelen confundirse con los bulbos; a menudo son similares en apariencia a los bulbos externos, pero los cormos están estructurados internamente con tejidos sólidos, lo que los distingue de los bulbos, que en su mayoría están formados por escamas carnosas en capas. Gladiolofresia son dos ejemplos.

Tubérculos

Un tubérculo es un tallo subterráneo, modificado y engrosado, en el que se acumulan los nutrientes de reserva para la planta. Los tubérculos pueden propagarse cortándolos en secciones y plantando cada uno de ellos, siempre y cuando cada sección conserve una yema. Este medio es que se utiliza generalmente para la multiplicación comercial de la papa.

Céspedes

El césped, también llamado grama, hierba o pasto, es una especie de gramíneas dela familia Poaceae, que se caracteriza por su color verde y un crecimiento en capas denso.

Los pastizales donde los pastos son dominantes, se estima que constituyen el 40% de la superficie terrestre, con exclusión de Groenlandia y la Antártida.

Los pastos también son una parte importante de la vegetación en muchos otros hábitats, incluyendo humedales, bosques y tundra.

El césped puede clasificarse por su uso, básicamente deportivo y ornamental; y por su clima, cálido y frío.

Existen más de 10 mil variedades de césped natural.

Bambús

falta

Desérticas o Cactus

Desérticas, cactus, cactos o cactáceas (de la familia de plantas Cactaceae),  una familia que comprende aproximadamente 127 géneros con unas más de 1,700 especies conocidas del orden de las Cariofilales (Caryiohillales).

Los cactus se producen en una amplia gama de formas y tamaños. La mayoría de los cactus viven en hábitats sujetos cuando menos a una sequía. Muchos viven en ambientes extremadamente secos, como es el desierto de Atacama, uno de los lugares más secos del mundo.

Los cactus se caracterizan por haber desarrollado una serie de adaptaciones, cuyo fin es el de preservar su provisión de agua. Casi todos los cactus son suculentas, lo cual significa que han modificado su estructura para poder almacenar mayores cantidades de agua que el resto de las plantas. A diferencia de muchas otras suculentas, el tallo es la única parte de la mayoría de los cactus donde tiene lugar este proceso vital.

La mayoría de las especies de cactus han perdido hojas verdaderas, reteniendo solo espinas, que son hojas altamente modificadas, que les defiende de depredadores y ayudan a conservar el agua, al reducir el flujo de aire

Los cactus son originarios de América, desde la Patagonia hasta Canadá, a excepción de la Rhipsalis baccifera (conocida como Cactus Mistletoe), la cual crece también en África y Sri Lanka.

Clasificación de las plantas ornamentales

Las plantas ornamentales forman parte de la floricultura. Pueden ser muy atractivas en el diseño y desarrollo de jardines o proyectos de paisaje.

Su popularidad ha crecido con el tiempo, por lo que se han ordenado o clasificado a partir de diferentes criterios. Uno de ellos, quizá el más genérico, es por su aprovechamiento a sol o sombra:

Plantas de sombra o de interior

Para fines de horticultura, referirnos a una planta de sombra, implica que ésta reciba al menos tres horas diarias de sol directo, pero capaz de recibir luz solar indirecta.

Básicamente son variedades de climas tropicales que se aclimatan en entornos geográficos ajenos con condiciones adecuadas.

Este tipo de plantas se cultivan normalmente con propósitos decorativos, aunque también se utilizan por motivos de salud, como purificadores del aire.

Plantas de sol o de exterior

Toda aquella planta ornamental que se digne de soportar los rayos del sol y sobrevivir al exterior, requiere, al menos, de una tolerancia mínima de 6 horas al día de sol directo.