Abetos

Abetos

Los abetos se conocen popularmente por ser los árboles que adornan las casas en la temporada navideña, sin embargo existen más de 50 especies diferentes de abetos y su popularidad se ha extendido provocando que las personas alrededor del mundo cultiven este árbol que se encuentra entre los más utilizados en el paisajismo.

Características del abeto

Los abetos comprenden su propio género llamado Abies y tiene las siguientes características :

  • Hojas: A diferencias de otras especies, el abeto no tiene hojas tradicionales, en su lugar tiene agujas flexibles y lisas. Un hecho interesante es que el follaje perenne se conserva durante más de 5 años antes de mudar.
  • Ramas y conos: Las ramas se distribuyen alrededor del tronco de forma piramidal. Los conos de forma puntiaguda se encuentran distribuidos a lo largo del árbol. Los abetos tienen conos femeninos violáceos que se desarrollan en las ramas superiores; y conos masculinos verdes con forma de colgante que se pueden encontrar debajo. Después de la fertilización, los conos femeninos maduran y se abren en otoño para liberar las semillas.
  • Corteza: Los árboles jóvenes presentan una corteza lisa y delgada, mientras que los abetos más viejos tienen una corteza gruesa y con surcos.
  • Madera: Se utiliza en proyectos que no requieren una madera extremadamente duradera.
  • Fragancia: los aceites de los abetos se extraen y se usan en productos comerciales etiquetados con aroma pino.

Tipos de Abetos

Existen diferentes tipos, clases o especies de abetos, todos pertenecientes al género Abies.

Son árboles perennifolios de la misma familia que los pinos (Pinaceae) y que se caracterizan por tener una altura elevada, vivir en zonas de suelos ácidos y básicos, con cierta humedad en el suelo y distribuirse naturalmente por las zonas templadas y frías del continente norte.

Abetos azules

Abetos azules

De la familia de las Pinaceae y el género Picea. Recibe los nombres comunes de: Abeto azul, Picea de Colorado o Picea azul. Es nativo de las Montañas Rocosas en Norteamérica. También se pueden encontrar en las zonas templadas y frías de Asia y Europa.

Puede alcanzar los 30 metros de altura. Tiene un tronco grisáceo y escamoso. Estos árboles de crecimiento muy lento se emplean principalmente como ejemplares aislados. Son indicados para parques públicos por su resistencia a la contaminación. Y sus ramas poseen verticilos muy separados unos de otros y están cubiertas de hojas punzantes de color verde azulado.

Abetos Douglas

Abetos Douglas

Recibe su nombre en honor al recolector botánico David Douglas quien introduce sus semillas por pimera vez en Europa durante 1827.

Es un árbol de gran talla, que puede alcanzar unos 100 m de altura, por lo que se considera uno de los árboles más altos del mundo. Sus hojas son de color verde oscuro y desprenden un olor a limón o mandarina al frotarlas.

El abeto Douglas es una conífera que crece naturalmente por todos los Estados Unidos. Es frecuentemente utilizado en la industria de los árboles de Navidad y ocupa una quinta parte de las reservas de coníferas.

Otros nombres dados son: abeto de Oregón, Pino de Oregón, Pino de Columbia Británica e incluso Árbol Douglas.

Abetos rojos

Abeto rojo

De nombre científico Picea abies karsten o excelsa se le conoce comúnmente como Abeto rojo, Árbol de Navidad, Picea de Noruega. Y es de las principales especies forestales en el norte y centro de Europa.

Es una conífera de la familia de las pináceas, específicamente al género Abies. Puede alcanzar los 60 m de altura, mientras que su tronco llega a medir hasta 2 m de diámetro.

Los árboles jóvenes tienen una corteza gris, suave, con surcos y burbujas de resina; que con la edad va cambiando su color a anaranjado rojizo y su textura se vuelve rugosa y con fisuras.

Abetos blancos

Abeto blanco

El abeto blanco recibe el nombre científico de Abies alba Miller, es un árbol perenne perteneciente a la familia de las Pináceas que se encuentra principalmente en zonas montañosas.

Este árbol es de gran altura, puede llegar a medir unos 60 metros de alto y tiene una copa en forma de pirámide. Su tronco es recto con una corteza lisa de tonos plateados que tiene su época de floración en la primavera.

Abeto como árbol de navidad

Aunque se piensa que el árbol de Navidad es una tradición que surge en Norteamérica, la realidad es que procede de la cultura germánica. La leyenda cuenta que el abeto se convirtió en árbol sagrado en el siglo VIII cuando san Bonifacio predicó ante los druidas y, al derribar un roble para que no lo veneraran las tribus, solo un abeto sobrevivió el impacto. San Bonifacio quedó impresionado y pidió que el abeto fuera el árbol para recordar al niño Jesús.

El abeto navideño simboliza y conmemora el nacimiento de Jesús.

No sólo el abeto es usado como árbol navideño. Dependiendo del lugar del mundo, hay muchas clases de coníferas y de árboles que se utilizan como “árboles de Navidad”, entre otras, las piceas (Picea abies, Picea galuca), los pinsapos (Abies pinsapo) y algunas especies de pinos.

Pino y abeto ¿Son lo mismo?

Muchas personas piensan que los abetos y pinos son lo mismo. Si bien ambas plantas pertenecen al grupo de los coníferos y a la familia de las pináceas; tienen características que los distinguen.

  • Los abetos, a diferencia de los pinos, tiene sus hojas unidas a la rama por una ventosa.
  • Las piñas de los pinos se desprenden y caen al suelo, mientras que los conos de abeto se descomponen liberando piñones.
  • Se pueden encontrar 55 especies de abetos mientras que los pinos cuentan con 120.
  • Los pinos pertenecen al género de los Pinus, mientras que los abetos al de los
  • Los abetos crecen en zonas frías y montañosas del hemisferio norte. Los pinos crecen desde las zonas frías del hemisferio norte hasta zonas subtropicales.
  • La corteza del abeto, es suave pero corchosa. La corteza del pino se suele agrietar, con unas escamas en forma de placa con un color más oscuro debajo de ellas.
  • Los abetos crecen con una forma triangular consistentemente alta, en posición vertical . Es un árbol en punta clásico que es más ancho en las ramas más bajas.
  • Los pinos crecen también en posición vertical, pero tienen una copa abierta y redondeada de follaje, a veces vagamente triangular pero irregular.
  • Una de las principales diferencias es su tamaño; los abetos son árboles que pueden alcanzar varios metros de altura y el pino suele ser considerado un arbusto.