Cedros

Cedros

Los cedros son árboles de gran altura y longevidad, forman parte de la familia de las pináceas; que a su vez pertenecen al grupo de las coníferas.

La palabra cedro procede del latín cedrus, que viene del griego kedros. Se pueden encontrar al norte de África, en el Himalaya, Oriente Medio y Chipre.

Desde la antigüedad han sido muy preciados por diferentes motivos como su madera aromática, ampliamente utilizada en la ebanistería y para la construcción de iglesias por ejemplo. Su forma armónica lo hace ideal para utilizarlo como planta ornamental.

Es el símbolo nacional del Líbano, país donde tenía una gran distribución a lo largo de su territorio. Pero que desgraciadamente la deforestación ha reducido drásticamente su población.

Características de los cedros

Los cedros pueden llegar a medir entre 25 y 50 metros de altura. Tienen ramas largas extendidas horizontalmente, sus hojas perennes de color verde miden aproximadamente 4 cm de largo. Y están reunidas en fascículos sobre braquiblastos.

Como es propio de las coníferas, las semillas femeninas de los cedros tienen forma de cono y son conocidas como piñas. Cuando alcanzan su madurez después de un año aproximadamente se desintegran y esparcen semillas para su propagación.

El aspecto de sus flores son pequeñas, de olor penetrante. Para su crecimiento requieren preferentemente de suelos profundos y bien drenados, aunque también crece en suelos arcillosos o calizos.

Resisten especialmente bien las sequías y su principal enemigo es el exceso de agua o riego que puede llegar a pudrir sus raíces.

Medicinalmente los cedros cuentan con propiedades antisépticas, que ayuda a combatir infecciones. Además de ser eficaz contra la bronquitis, gripe, diarrea, hemorragias, parásitos internos y reacciones alérgicas de la piel. Para ello se utilizan las hojas, raíz, corteza y semillas para producir una infusión o para las alergias de la piel se recomienda machacar las hojas y usarlas directamente en la zona afectada.

Tipos

De forma incorrecta se aplica el nombre de cedro a muchos árboles. Pero en realidad solo existen 4 especies de este género que son las siguientes:

Cedrus deodara

Cedrus deodara

También es conocido como cedro del Himalaya, cedro llorón o cedro de la India.

Es una especie nativa del oeste del Himalaya, este de Afganistán y Pakistán. Se trata de árboles de forma piramidal que llegan a medir más de 50 metros de altura. Sus hojas son largas, de color verde plateado y pueden alcanzar los 5 cm de longitud.

Sus conos o piñas llegan a medir hasta 15 cm de largo por lo que son muy utilizadas como material para decoración.

Se recomienda plantarse en suelo bien drenado preferentemente durante el otoño y puede vivir en lugares con exposiciones de sombra y media sombra. Existen ejemplares de tamaño pequeño o mediano que pueden ser sembrados en jardines. No requieren ser podados y requieren ser abonados una vez al año con material orgánico.

Su riego debe ser moderado pues la abundancia de agua les perjudica, se adaptan mejor al terreno seco y son resistentes a las plagas.

Cedro del Líbano

Cedro de Líbano

Considerado el cedro por antonomasia, también se conoce como cedro de Salomón.

Es originario de las zonas montañosas del mar Mediterráneo, sobre todo en Siria, Líbano y Turquía.

Son árboles de porte extendido en su madurez y elegante forma piramidal cuando son jóvenes. Miden más de 40 metros de altura y llegan a vivir hasta 2000 años. Su hábitat se sitúa entre los 1.200 y 2.000 m de altura, debido a esto soporta inviernos de hasta 30ºC bajo cero.

Sus hojas de color verde claro, se presentan en roseta o aisladas. Sus flores tanto femeninas como masculinas se presentan en la primavera y sus conos o piñas tardan hasta 2 años madurar y soltar sus semillas.

Existen 2 versiones empleadas en jardines debido a su tamaño: El Cedrus libani «Nana» y el Cedrus libani «Sargentii»

Como indica su nombre es el símbolo nacional del Líbano. Su madera es de gran calidad, fuerza y aroma, razón por la cual esta especie ha sido víctima de una tala indiscriminada y se encuentra amenazada con el riesgo de extinguirse de no resolver este grave problema.

Cedro del Atlas

Cedro del Atlas

El cedro del Atlas, es también llamado cedro atlántico. Son originarios de Argelia y Marruecos, pero han sido introducidos en la Península Ibérica en donde se ha naturalizado fácilmente.

Llegar a medir unos 35 metros de alto y su principal característica está en sus hojas de color azulado, razón por la que se le conoce como cedro azul.

El fruto, es una piña de 5 a 8 cms y su madera es de alta calidad. Posee un gran aroma y grano fino, es resistente a la putrefacción y se usa en la fabricación de material de diseño y dibujo, así como en la construcción de muebles de lujo.

Cedro de Chipre

Cedro de Chipre

De nombre científico Cedrus brevifolia es una especie endémica de Chipre. Cuya extensión es muy reducida, originaria de las montañas de Troodos y crece en el bosque estatal de Pafos.

Pueden alcanzar una altura de 20 metros, sus hojas tienen forma de aguja y no miden más de un centímetro. Tiene una corteza de color marrón grisáceo; ramas separadas que forman capas horizontales.

La madera del cedro de Chipre fue utilizada para la construcción de objetos de madera en iglesias antiguas.

Madera de cedro

Madera de cedro

La madera del cedro tiene un color rojizo, es compacta, ligera, fuerte y aromática. Su estabilidad y maleabilidad la hacen ideal para diversos usos y aplicaciones como la fabricación de muebles finos y puertas.

Los lutieres las eligen frecuentemente para la fabricación de guitarras y otros instrumentos musicales por la sonoridad que les aporta. En la antigüedad, los egipcios fabricaron sus sarcófagos con esta madera y utilizaban los aceites resinosos del cedro para la elaboración de perfumes debido a su gran aroma.

Una de sus principales virtudes es su excelente comportamiento en exteriores. Su facilidad para trabajarla y su relación calidad/precio la vuelven la mejor opción para la construcción en exteriores.

¿Cómo se reproduce el árbol de cedro?

Los cedros se pueden multiplicar mediante la propagación por semillas sembradas en primavera. La semillas a utilizar se trata que provengan de cedros libres de plagas, enfermedades y con buena producción de frutos.

La semilla no necesitan un pretratamiento, pero los viveristas reportan que se consigue una germinación más uniforme sumergiendo en agua la semilla 1 día antes de sembrarla. El cedro también se puede propagar asexualmente por medio de estructuras vegetativas, esquejes de puntas de rama e injertos de yema.