Elodea

Elodea

Elodea es un género de planta acuática y forma parte de la familia Hydrocharitaceae. Su nombre deriva del griego helos (pantano) o helodes (pantanosos) y se utiliza comúnmente en acuarios y estanques para proporcionar oxígeno para los peces.

Comprende 36 especies descritas, pero solo 6 aceptadas, las cuales son:

  • Elodea bifoliata
  • Elodea callitrichoides
  • Elodea canadensis
  • Elodea granatensis
  • Elodea nuttallii
  • Elodea potamogeton

Las plantas Elodea son de agua dulce, se puede encontrar en estanques y arroyos lentos. Debido a su crecimiento rápido y competitivo en la parte superior e inferior del agua pueden causar problemas en la naturaleza, desplazando a otras plantas y obstruyendo las vías fluviales. Por tal motivo es también conocida como “maleza de estanque” en los lugares donde no es nativa.

Características

Las plantas Elodea crecen en una amplia variedad de hábitats de estanques, ríos y lagunas de preferencia de agua fría o con temperaturas moderadas. Ya que las aguas cálidas provocan que la planta vaya degradándose hasta desaparecer.

Está constituida por hojas de color verde oscuro, que crecen alrededor del tallo en verticilos (círculos) de tres u ocasionalmente 4 a lo largo del tallo. Sus células son conocidas por su exhibición vívida de la ciclosis y su longitud oscila entre los 5 y los 30 milímetros.

Sus flores, que sobresalen de la superficie son pequeñas, unisexuales, de color blanquecino y nacen en los extremos de los tallos largos y filiformes. Los brotes florales se producen en invierno y emergen a la superficie en la primavera. La parte del tallo es largo, delgado, en condiciones apropiadas de iluminación puede alcanzar los 3 metros de longitud; generalmente es ramificado y más claro en su color que las hojas, en cuanto a sus raíces tienen características fibrosas y crecen en mechones.

Las plantas de Elodea son fáciles de cultivar en acuarios y estanques por ser plantas resistentes, adaptables y económicas que pueden sobrevivir bajo una variedad de condiciones adversas, incluida la poca luz y falta de nutrientes.

Cuidados

La Elodea requiere de aguas templadas para no marchitarse, en aguas frías y alcalinas crece tupida, robusta y colorida, sobre todo si se expone al sol. Puede vivir en sombra, pero sus tallos se verán afectados reduciendo su tamaño hasta frenar su desarrollo.

Cuando se utilizan para el acuario o estanque se recomienda hacer un plantado de forma individual a una distancia de 5 cm entre tallos, no por manojos reduciendo así el riesgo de que se pudran las raíces.

Para su correcto mantenimiento es preferible el abonado con CO2. Adicionalmente requiere fertilizantes ricos en hierro que absorberá a través de las hojas ya que las raíces sólo son empleadas como agarre al sustrato.

Su reproducción se presenta cuando las plantas que crecen en cursos de agua templados producen un brote en la punta de sus tallos que cae. Así es como pasan el invierno. Una vez que regresan las temperaturas favorables, este brote «germina» y crece en una nueva planta.

Otra forma de reproducción es por vía vegetativa, es decir a través del esquejado de los tallos ya sea de forma natural por la rotura de la planta o por la acción una persona, este tipo de reproducción es la empleada para las plantas Elodea de acuario.

Las plantas Elodea no requieren de cuidados excesivos para su crecimiento o mantenimiento, pero sí para controlar su propagación que es rápida y excesiva si no se está atento. Llegando a causar daños al acuario, estanque o hábitat donde se encuentre.

Cualquiera que las haya cultivado en un acuario o estanque sabe que no hace falta mucho para propagar una planta Elodea. Tienen una notable habilidad para reproducirse de meros fragmentos del tallo. Esta es una razón más por la cual pueden volverse tan invasivas.

Este descontrol en su propagación es síntoma de un exceso de nutrientes como fósforo, nitrógeno y potasio. Que pueden provenir de corrales, campos de cultivo, sistemas sépticos o céspedes aledaños al estanque. Y que puede corregirse reduciendo o redirigiendo las fuentes de nutrientes del estanque.

Origen

La Elodea es nativa de Norteamérica y América del Sur. Pero se puede encontrar en gran parte del mundo. La entrada de algunas especies de Elodea en cursos de agua en Europa, Australia, África y Asia, ha generado problemas a la flora local y se considera como maleza peligrosa fuera de su área origen.

En la mayoría de Europa, se considera como una planta invasora con poco o ningún valor. Los conservacionistas de esta parte del mundo recomiendan su erradicación de los estanques y cursos de agua pues sostienen que, si se deja sola, la planta Elodea puede extenderse y desplazar a las plantas nativas. Incluso está prohibida su tenencia y venta en zonas naturales de España debido a la peligrosidad que supone para la flora local.

Tipos

Como mencionamos anteriormente existen 6 tipos aceptados de Elodea siendo la E. canadensis y la E. nuttallii quienes comparten una característica particular.

Elodea Canadensis

También conocida como Luchecillo, Canadian Waterweed, Peste de agua o American Waterweed es una planta dioica originaria del norte de América. Su género fue descrito por André Michaux y publicado en Flora Boreali-Americana.

Es una planta de tallo largo y ramificado. Sus hojas son alargadas, ovaladas y pueden medir aproximadamente 2,5 mm de ancho y entre 5 a 10 mm de largo.

Las flores que posee son actinomorfas, en su mayoría unisexuales y su fruto es ovoide. Llega a medir hasta 1 metro, requiere de aguas ricas en nutrientes y sedimentos. Se vende frecuentemente como planta de acuario. pero puede ser cultivada en estanques dentro de pequeños ecosistemas.

Se adapta con facilidad a diversos ambientes y se reproduce rápido. Para ello necesita de una buena iluminación y temperaturas entre 15 y 22 ºC. Se reproduce vegetativamente y es excelente para oxigenar el agua pues libera sustancias antibacterianas.

Elodea Nuttallii

Elodea Nuttallii

También originaria de América del Norte, crece sumergida en lagos, ríos y otros cuerpos de aguas poco profundas.

Es similar a su pariente, E.canadensis sin embargo, sus hojas son más cortas (6 a 13 mm), estrechas (1.5 mm) y puntiagudas. Además de estar dobladas como garras a lo largo del nervio central. Su tamaño es más pequeño, posee un  tallo a menudo más ramificado y de un color más pálido que la E. canadensis.

Uno de los aspectos más interesantes de la ecología de Elodea es que estas 2 especies (E canadensis y E. nuttallii), se consideran alelopáticas. Es decir, estas plantas producen quimicos secundarios en sus tejidos que inhiben el crecimiento de otros organismos fotosintéticos; en este caso, es una respuesta a algas epífitas y cianobacterias.

Los investigadores descubrieron que los productos químicos producidos por estas dos especies de Elodea en realidad inhiben el crecimiento de algas y cianobacterias en sus hojas.