Enebros

Enebros

Los enebros son arbustos perennes que pueden llegar a medir varios metros de altura. Son los más grandes de la familia Juniperus y se consideran coníferas, es decir, que crecen en forma de cono y que mantienen esa forma a lo largo de su existencia.

También es conocido como: Enebro espinoso, enebriza, enebro real, archenas, junípero, enebro morisquillo, enebro albar, grojo, enebrosa.

Tanto sus hojas como sus frutos tienen propiedades medicinales ampliamente conocidas y aplicadas en la medicina tradicional. De sus frutos o bayas se obtiene un aceite esencial utilizado de forma terapéutica.

Se sabe que los enebros son eficaces para combatir enfermedades como la gota, la arteriosclerosis y poseen efectos carminativos, astringentes y depurativos.

En este artículo te comentaremos sus características, tipos y propiedades que lo hacen un gran complemento para tratar diferentes padecimientos

Árbol enebro y sus características

Los enebros son arbustos de la familia de las Cupresáceas de nombre científico Juniperus communis. Originarios de Norteamérica, Europa y Norte de África, pero actualmente están presentes en casi todo el mundo debido a su adaptabilidad y resistencia.

Son una especie dioica, es decir que existen plantas masculinas y femeninas. Sus flores son pequeñas, alargadas y amarillas en posición ascendente. Las masculinas aparecen en la primavera y en el otoño florecen las plantas femeninas.

Sus frutos conocidos como bayas son de color verde en un inicio, pero al segundo otoño se vuelven azulados y finalmente cuando maduran cambian al negro. Dentro de ellas se encuentran escamas fértiles, que contienen una semilla cada una, que puede tardar hasta un 1 año en madurar.

Las propiedades medicinales y curativas del enebro están directamente relacionadas con sus componentes de los cuales los más importantes son:

  • Ácidos: Acético, ascórbico, clorogénico.
  • Flavonoides: Catequinas, epicatequinas, galocatequinas, epigalocatequinas, apigenina.
  • Vitaminas: Vitamina C, B3, B1.
  • Minerales: Zinc, magnesio, cobalto, cromo, hierro, potasio, manganeso, fósforo, selenio, sodio y calcio.
  • Terpenos: Alfa-pineno, eucaliptol, beta-pineno, sabineno, gama-alfa-terpineol y nerol.
  • Carbohidratos: Fructosa y glucosa.
  • Terpinen-4-ol: Componente que ha demostrado un poder antimicrobiano indiscutible.

Bayas de enebro

La parte más valorada de los enebros son sus frutos por sus propiedades medicinales con efectos expectorantes, diuréticos o balsámicos. Las bayas son muy efectivas para eliminar los radicales libres del cuerpo, debido a que son ricas en antioxidantes flavonoides y polifenoles. Gracias a esto ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro, estimulan el sistema inmunológico y previenen el daño a las células del cuerpo.

Pero su uso no se limita al ámbito terapéutico o medicinal, también son ampliamente utilizadas en la gastronomía; ya que, por su sabor amargo, con matices cítricos y dulces son ideales para platos de carne como el Chucrut o para condimentar salsas u otros platillos.

Además, es poco conocido que las bayas del enebro se destilan para producir ginebra con un sabor y aroma muy particular.

Aceite de enebro

El aceite esencial de enebro también llamado juniperi aetheroleum se obtiene cuando se destilan las bayas junto con las hojas y la madera. Es de color amarillo verdoso, con un aroma, amargo y fresco. Estudios científicos han determinado que posee 87 compuestos distintos, que lo hacen antibacterial, antioxidante y antifúngico.

Sus principios activos son:

  • Alfa-pineno
  • Beta-pineno
  • Sabinene
  • Limoneno
  • Mirceno

El aceite obtenido de los enebros favorece la circulación de la sangre, controla la aparición de la celulitis, permite una mejor liberación de toxinas, sales y agua en la piel.

Ayuda a prevenir el acné y la dermatitis. Al cuero cabelludo lo nutre e hidrata evitando la formación de caspa y seborrea gracias a que elimina las toxinas que obstruyen los poros capilares.

Su uso no es recomendado durante el embarazo ya que puede provocar aborto por producir alteraciones en el útero.

¿Cómo hacer aceite de enebro casero?

La preparación del aceite de enebro es muy sencilla, primero las bayas deben estar limpias y secas, posteriormente se deben pasar por un mortero o molinillo para abrirlas y se colocan en un recipiente de vidrio con aceite de oliva. Se tapa el recipiente y se dejan reposar por 30 días en en un lugar seco y fresco. Pasado ese tiempo se puede comenzar a usar el aceite de enebro.

Tipos de enebros o juniperus

Enebro rojo

Enebro rojo

Juniperus oxycedrus o enebro de la miera, se distingue del enebro común por las dos líneas blancas que recorren sus hojas. Sus bayas son de color verde inicialmente, aunque luego adquieren tonos ocres y rojizos al madurar.

Se utiliza comúnmente en jardinería como planta ornamental debido a su tamaño. Al destilar su madera se obtiene un aceite oscuro con fuerte olor ahumado utilizado en cosméticos y medicamentos tradicionales.

También es conocido como enebro albar, cada, oxicedro, cedro de España o enebro de la nieve.

Enebro rastrero

Enebro rastrero

Su nombre científico es Juniperus horizontalis aunque también es conocido como sabina horizontal, junípero horizontal, sabina rastrera, cedro alfombra.

Sus hojas son muy cortas, de color verde o verde-amarillento, crece de forma lenta y horizontal a nivel de la tierra, soportando temperaturas muy bajas.

Por sus características y tamaño es muy común que se trabaje como bonsái.

Propiedades

Diurético: Tanto las bayas como el aceite del enebro aumentan la frecuencia y el volumen de orina, la eliminación de sustancias tóxicas y de ácido úrico, por lo que se recomienda su uso en casos de cistitis.

Antiespasmódico: El aceite de enebro es eficaz para aliviar la mayoría de calambres, ya sea de tipo muscular, intestinal, respiratorio o de cualquier otra zona.

Antiséptico: Usado de forma tópica el aceite de enebro gracias a sus componentes bloquea el desarrollo de infecciones en heridas y detiene hemorragias.

Alivia padecimientos del aparato digestivo: Los agentes carminativos ayudan a eliminar los gases que se generan en los intestinos. Mientras que otros componentes del aceite aseguran el correcto flujo de los jugos gástricos y ácidos en el estómago para la digestión, aliviando trastornos estomacales y úlceras.

Tónico: Es decir que es capaz de excitar la actividad orgánica, estimula y fortifica los órganos débiles incluyendo los sistemas, músculos, tejidos y la piel, restableciendo su funcionamiento y recuperando su energía y fuerza vital.

Otros beneficios: ayuda a curar los cálculos renales, la gota, eczemas, el agrandamiento de la próstata, la caída del cabello, infecciones del tracto urinario, hemorroides e inflamaciones musculares por lo que es muy utilizada para tratar la artritis reumatoide.

Los beneficios que el enebro ofrece son muchos y muy variados. Su consumo moderado y la supervisión médica son indispensables para el correcto alivio de cualquier malestar o padecimiento. Espero esta información te haya sido de utilidad y puedas utilizar las propiedades que el enebro nos aporta.