Helecho macho

Helecho macho

El helecho macho posee propiedades medicinales utilizadas desde hace muchos años en la medicina tradicional y algunas incluso comprobadas de forma científica. De igual forma se sabe de la gran toxicidad que puede provocar si se consume sin supervisión o en exceso.

Características

El helecho macho tiene por nombre científico Dryopteris filix-mas (el epíteto específico, deriva del latín “filix”, helecho, y “mas”, macho), forma parte de la familia de las Polypodiaceae y se le conoce comúnmente también como: Dentrabrón, Lafaleita, Portaestandartes, Felgo macho o Dentebrura.

Se le denomina macho debido al aspecto fuerte o robusto que tienen sus hojas, característica que lo distingue del helecho hembra (Athyrium Filix-Femina) de aspecto más delicado y fino.

El helecho macho es un planta vivaz y perenne que puede alcanzar una altura de unos 50 cm aproximadamente. Posee un rizoma de color pardo mediante el cual se fija al suelo que se suele confundir con las raíces.

De este rizoma brotan hojas o blondes pecioladas y dos veces pinnadas que miden entre los 60 y 80 cm de longitud. En su cara abaxial cuando están maduras presentan 2 filas con 5 o 6 soros que contienen las semillas o esporas, que maduran entre agosto y noviembre. Meses donde el soro comienza a secarse y libera las esporas, permitiendo así su reproducción. El helecho macho no tiene flores ni produce ningún fruto.

Es una planta originaria de las zonas templadas del hemisferio norte. Su distribución se centra principalmente en Europa y Asia, siendo menos abundante en Norteamérica. Su hábitat recurrente son los bosques húmedos y oscuros, pero se adapta bien a otro tipo de ambientes siempre y cuando exista un grado de humedad alto. También es frecuente encontrarlo junto a estanque o arroyos.

Cuidados

Los cuidados que el helecho macho necesita son pocos y muy sencillos, en primer lugar, se le debe asignar un lugar con sombra y donde no reciba la luz directa del sol. La temperatura ideal de la habitación donde se encuentre deber ser de 20°C aproximadamente.

La humedad es un aspecto fundamental, para ello se recomienda regar el helecho macho diario y en pequeñas cantidades. Es mejor hacerlo de esta forma que con gran cantidad de agua de vez en cuando. La tierra debe estar húmeda y bien drenada, no encharcada.

El riego adicional de las hojas con un aspersor en épocas calurosas puede ayudar a mantenerlo húmedo, pero cuida de no hacerlo constantemente porque puede producir manchas en los blondes.

Por último, se deben cortar las hojas secas o enfermas, estar atento a su crecimiento para trasplantarlo cuando sea necesario y fertilizarlo con productos especiales para plantas domésticas una vez al mes.

Para su cuidado en exterior sigue los mismos cuidados, procurando que la humedad e iluminación sean las adecuadas.

Propiedades

La principal propiedad terapéutica de este helecho es su acción tenífuga, es decir que provoca la expulsión de las tenias del intestino; gracias a la filicina o el ácido filicínico que posee. Las tenias son parásitos intestinales que se adhieren a la pared del intestino, pudiendo vivir hasta 30 años en el huésped y que generan huevos y larvas que causan complicaciones graves.

Además, es un parasiticida eficaz contra nematodos, trematodos y cestodos. Por tal motivo se llegó a conocer al helecho macho como el helecho de los gusanos.

Otros beneficios o propiedades que se atribuyen al helecho macho son:

  • Antipirético
  • Desinfectante (para limpiar llagas y heridas)
  • Sedante de los nervios
  • Analgésico

Pero aún faltan más estudios que confirmen estos beneficios. Las partes del helecho macho que se utilizan con fines medicinales son el rizoma y las raíces. De estas partes se hace una infusión para obtener sus beneficios.

Debido a su toxicidad no se recomienda su consumo sin supervisión médica previa. Y está contraindicado su consumo para mujeres embarazadas, quien padezca anemia, gastritis, úlcera gastroduodenal o problemas cardiacos.