Pícea

Pícea

Pícea es el nombre que reciben unas 35 especies y 4 híbridos de árboles  de la familia Pinaceae, entre los que destacan el abeto común europeo o pícea glauca y la pícea abies.

Las Píceas son árboles habituales en América del Norte, Europa, Asia Menor, Humaaya, China, Japón y Siberia.

¿Sabías que la madera de las Píceas se utiliza para fabricar instrumentos musicales? Quizás el violín o la guitarra que tienes en casa esté fabricada con la madera de alguna de las especies Píceas. Además, su madera se utiliza en la fabricación de celulosa.

Especies como la Pícea Rubens sirven como productoras de goma pícea: para ello, se realiza una incisión en la albura y la olorresina comienza a ser segregada por allí. Esta goma se utiliza como material masticatorio y se le atribuyen cualidades medicinales.

Además de ser muy bonitos, la mayoría de estos árboles tienen vidas longevas y crecen de manera lenta.

Características de las píceas

Las Píceas son árboles perennifolios, es decir que estas especies mantienen sus hojas a lo largo de todo el año, teniendo follaje incluso en invierno. Por supuesto, estos árboles también realizan un cambio de hojas, pero de manera parcial: una parte de ellas muere cada año, mientras que otras permanecen en la planta y en verano, aparecen nuevos brotes.

La ramificación de estas especies es verticilada: sus hojas se disponen en torno a un tallo de madera, conformando una estructura en torno a un determinado punto. Por otro lado, presentan escamas persistentes con tectrices inclusas.

Las diferentes especies de Píceas miden entre 20 y 60 metros y se caracterizan por hojas planas o tetragonales puntiagudas (llamadas de manera común “agujas”), además de sus estróbilos colgantes o piñas que se disgregan al madurar. Sus agujas y piñas pueden producir confusión a la hora de identificar a estos árboles: debido a su apariencia es posible confundirlos con pinos.

Para reconocer una Pícea, examina sus agujas y piñas. Las agujas de la Pícea son puntiagudas y ruedan en la mano, así como sus piñas tienen escamas delgadas y lisas, además de ser bastante flexibles y fáciles de doblar.

En cuanto a las condiciones adecuadas para su desarrollo, estas variarán en razón de la especie a la cual hagamos referencia. Por ejemplo, la Pícea negra crece habitualmente en pantanos y ciénagas mientras que la Pícea roja suele encontrarse en bosques fríos.

Características de las píceas

Tipos de píceas

Como ya hemos establecido, existen más de 35 variedades de Píceas que pueden distinguirse según características específicas como el suelo y lugar donde se desarrollan, el formato de sus agujas (la Pícea de Colorado por ejemplo tiene agujas afiladas de un color azul plateado, mientras que la Pícea negra tiene agujas pequeñas y regordetas), el color de sus cortezas y el formato de sus piñas.

Veamos juntos las características de los principales tipos de Píceas.

Pícea azul

Picea azul

El nombre científico del  la conocida Pícea Azul es Picea Pungens. Esta especie de Pícea es originaria de las Montañas Rocosas en Estados Unidos, motivo por el cual también se la denomina Pícea de Colorado (por el Estado de Colorado).

Esta conífera de desarrollo lento tiene una corteza marrón grisácea y puede alcanzar los 35 metros de altura. Su nombre se debe a su follaje: sus agujas son punzantes, de 1,5 a 3 centímetros de longitud, y de un color azul plateado llamativo que lo convierten en un apreciado árbol decorativo. En algunos países se le utiliza incluso como árbol de Navidad.

El llamado cotidianamente “abeto azul” tiene una forma de cono puntiagudo, es decir que es más ancho en la base al igual que los demás abetos pero con la diferencia de que termina realmente en punta y sus ramas tienen verticales muy separadas unas de otras. De la Pícea Azul han surgido preciosas variedades  cultivadas como Argentea, Pendula, Aurea y Koster, entre otras.

Si te interesa plantar un Pícea Azul, debes tener en cuenta que se multiplica por semillas y sus variedades, por injertos. Suele prender mejor en suelos ricos y húmedos y necesita una buena exposición solar, siendo recomendable que lo plantes a pleno sol o media sombra. La Pícea Azul resiste bien las condiciones climáticas rigurosas, adaptándose a terrenos con agua estancada y con inviernos muy fríos. Por lo general, se encuentra esta variedad de Pícea en terrenos entre 1800 y 3000 metros de altitud, aunque se adapta a terrenos arenosos y/o pedregosos (siempre y cuando no sean demasiado secos).

Dentro de este abeto azul, destaca una variedad llamada Pícea Pungens Hoopsii: un árbol más pequeño (alcanza los 20 metros de altura) de crecimiento aún más lento y con una tonalidad azulada aún más intensa. Estos árboles se reproducen por injertos, ya que si se intentase la reproducción por semilla, se perderían las características específicas de esta variedad, como por ejemplo el intenso color azul.

Pícea abies o pícea excelsa

Picea abies

La Picea Abies o también conocido como pícea excelsa  recibe también los nombres Pícea de Noruega, Pícea Europea y Pícea Común. Es, por supuesto, una conífera de la familia de las Pináceas, al igual que las demás especies de Pícea de las que hemos hablado en este artículo. Si bien su nombre Abies indicaría que se trata de un abeto, en realidad no lo es, motivo por el cual se le denomina también falso abeto.

Como puedes imaginar, esta variedad es originaria de Europa, extendiéndose desde los Balcanes hasta los países nórdicos, por lo general en zonas con una altura superior a los 800 metros sobre el nivel del mar y con gran presencia en España, principalmente en Cantabria, Castilla y León y los Pirineos.

Se le conoce popularmente como abeto rojo debido al color rojizo de sus piñas y su tronco. Este árbol puede alcanzar los 50 metros de altura (entre 30 y 50 metros es lo habitual) y su tronco puede medir hasta 1,5 o 2 metros de diámetro. A nivel descriptivo, podemos agregar que la Pícea Abies tiene una copa piramidal, con ramas que crecen horizontalmente hasta la zona superior, donde se extienden en forma ascendente. Su tronco es de color pardo rojizo y sus hojas aciculares tienen entre 1 y 2,5 cm de longitud y un concentrado color verde oscuro. Los conos o piñas de esta especie son los más grandes dentro de las Píceas, alcanzando los 18 centímetros de largo, y tienen un color verde o rojizo cuando aparecen en la planta, pasando a un marrón púrpura algunos meses después de la polinización.

Sus raíces se encuentran a un nivel superficial y puede sufrir daños en caso de tormentas fuertes. Es llamativo que su primera floración tiene lugar pasados los 30 años. Cada árbol desarrolla flores hembras y machos, generalmente en el mes de mayo.

El árbol Pícea Abies es muy valorado a lo ancho y largo del mundo: se le utiliza como abeto de Navidad y también, para confeccionar instrumentos musicales (varios de los famosos Violines Stradivarius se fabricaron con la madera de un Pícea Europea) o realizar trabajos de ebanistería. Además, algunos laboratorios utilizan su aceite y resina para realizar medicinas.

Cultivar la Pícea de Noruega no es sencillo, ya que es una especie muy exigente, con una gran necesidad de riego. Si bien soporta bien los cambios de temperatura, pudiendo desarrollarse en climas fríos y cálidos, no tolera bien los períodos de aridez, sin importar su intensidad ni duración. No necesita un riego abundante, pero sí recibir una cantidad moderada de agua. Además, puede plantarse a pleno sol o a media sombra. Se trata de un árbol con gran sensibilidad a la poda debido a su cicatrización lenta, por lo cual se recomienda realizar podas de formación y mantenimiento ligeras a fines del verano o principios del otoño. Las podas drásticas se desaconsejan.

En cuanto a su reproducción, puede propagarse a través de semillas, injertos o esquejes semileñosos con talón a finales del verano.

Pícea blanca

pícea blanca

La Pícea Blanca se conoce también como Pícea Glauca. Originaria de América del Norte, es posible encontrarla de manera natural en Alaska, Newfoundland, Montana, Michigan y Maine, entre otras regiones.

Este árbol es perennifolio, es decir que mantiene hojas vivas durante todo el año, y llega a medir entre 15 y 30 metros de altura. Su tronco alcanza solamente 1 metro de diámetro, con una corteza fina y escamada de color ceniza. Durante la juventud, su copa es cónica y angosta, convirtiéndose en cilíndrica al alcanzar la madurez. Posee hojas aciculares, de hasta 20 mm de largo, rómbicas y de un magnífico color verde azulado de un lado y azul blanquecino en el envés.

Existen diferentes variedades de Pícea Blanca, entre las que destacan la Pícea Densata, Albertiana y Porsildii.

En cuanto a sus usos, la Pícea Glauca es muy valorada en Canadá por su madera. En dicho país se cosecha esta variedad de Pícea para obtener pasta de papel, aunque también tiene una finalidad ornamental, siendo utilizado como árbol de Navidad. En otros países del mundo, su madera con resonancia se destina también a la fabricación de instrumentos musicales.

Para lograr la reproducción de la Pícea Blanca es necesario sembrar semillas o plantar esquejes. Por lo general, no tienen dificultades para propagarse por semillas, aunque es necesario tener en cuenta que necesitan de 1 a 3 meses de estratificación alrededor de 4ºC para tener una buena germinación.

Pícea chihuahuana

Pícea chihuahuana

La Pícea Chihuahuana, también llamada Pinabete, Pinabete de Nuevo León, Pinabeto y Pinabete Espinoso, es un árbol perenne que alcanza los 25 a 35 metros de altura. Su origen se encuentra en el norte de México, de donde proviene su nombre. Crece en altitudes de entre 2300 y 3200 metros, en las montañas de la Sierra Madre Occidental en Chihuahua y Durango. Este árbol puede crecer en terrenos estériles y pobres pero siempre busca la humedad del suelo, motivo por el cual se lo puede encontrar en los valles, cerca de arroyos.

Sus hojas son agujas de entre 17 y 23 mm de largo y un color azul verdoso, rómbicas y ablandas en la sección transversal y sumamente afiladas en la punta. En cuanto a su formato, se trata de un árbol de forma cónica con ramas ampliamente espaciadas y ramillas caídas. Su corteza es delgada y escamosa y sus piñas, de color verde que muta al café luego de la polinización, pueden alcanzar los 12 cm de largo y lo 5 de ancho cuando se abren.


También te pueden interesar las siguientes especies:

Pinos

Cedros

Abetos